El arte de vivir con estilo. Un estilo de vida saludable.

Elementos necesarios para diseñar y mantener un estilo de vida saludable.

Con el paso de los años la esperanza de vida de los seres humanos se ha elevado, hoy es de 79 años en promedio. Elementos como la integración de la tecnología en nuestras vidas, los avances médicos, las posibilidades infinitas para elegir qué comer e incluso la disponibilidad de atención médica cuando algo no anda bien nos ha hecho una generación más confiada, pero al mismo tiempo más descuidada y sin la consciencia necesaria para mantener y aprovechar todas las posibilidades de nuestro cuerpo.

Al mismo tiempo que podemos vivir más, estamos más expuestos al estrés de la época moderna donde la necesidad de satisfacción inmediata nos ha llevado a un nivel de ansiedad mucho mayor. Nos hemos acostumbrado a tener resultados rápidos, por ejemplo si hay dolor de cabeza, un analgésico debe arreglarlo en 30 minutos o menos. Esa expectativa nos ha hecho menos conscientes de las implicaciones y nosotros mismos creemos que todo debe ser así; inmediato, fácil y accesible.

Pero ¿Qué estoy haciendo yo?

Pareciera que seguimos en la búsqueda de una fórmula mágica que permita en una dosis, toma o sesión, resolver nuestros problemas de salud derivados de un estilo de vida poco saludable y que con eso estemos listos para la siguiente jornada. Como si se tratara del mantenimiento de un auto.

Crear y mantener un estilo de vida saludable es un proceso que involucra trabajo y responsabilidad continuos con acciones pequeñas y conscientes que poco a poco ayuden a la restitución y expansión del estado físico.


¿Qué involucra un estilo de vida saludable?

Existen 5 elementos fundamentales que debemos cuidar y aquí te explicamos cuales son:

1) Alimentación:

Este es el apartado con mayor importancia, es fundamental para el buen funcionamiento del resto de los sistemas. El mayor reto está en saber elegir el tipo de alimentos que vamos a consumir y que estos puedan adaptarse al estilo de vida que llevamos. A veces es difícil por cuestiones de tiempo o de practicidad y terminamos por cometer errores que, si son recurrentes, pueden llevar a condiciones más riesgosas como enfermedades crónicas, obesidad, diabetes, entre otras. La recomendación se basa en poner atención a 3 elementos principales: variedad, calidad y cantidad nutricional. Es importante tener bajo control el consumo de calorías provenientes de azúcares añadidas y grasas saturadas ya que son sustancias extremadamente dañinas y con poco valor nutricional. Cada organismo tiene necesidades diferentes, pero es importante enfocarse en consumir porciones adecuadas a lo largo del día que incluyan todos los grupos de alimentos (proteínas, vegetales, frutas, verduras, semillas, lácteos y aceites crudos).2 Golden Health® incluye en todos sus tratamientos el acceso a la plataforma Food Matters® una guía que te permite tener una mejor alimentación.

2) Ejercicio.

Todos los adultos deben evitar la inactividad. Y si bien es cierto que “algo” es mejor que “nada”, tener aunque sea un poco de actividad, tiene mayores beneficios a la salud, que no hacerlo. Para mantener un estado físico saludable, son recomendables por lo menos 150 minutos (2.5 horas) de actividad física con una intensidad moderada a la semana o 75 minutos de actividad aeróbica intensa. El ejercicio aeróbico (caminar, andar en bicicleta, trotar, nadar) debe practicarse en episodios de por lo menos 10 minutos y preferentemente estar repartidos equitativamente a lo largo de la semana. De ser posible y para obtener beneficios adicionales y más extensos en salud, es recomendable incrementar la actividad física a 300 minutos (5 horas) de intensidad moderada, o 150 minutos de alta intensidad por semana.3
No existe una receta específica para el tipo de actividad que se deba realizar. Sin embargo al practicarlo, los beneficios en salud son una constante. Realizar actividad física reduce el riesgo de lesiones, mejora el tono muscular y balance del cuerpo, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, obesidad, mejora la capacidad de concentración y favorece un mejor descanso. Es sin duda una de las mejores inversiones que puedes hacer por tu cuerpo.

3) Descanso:

Otro de los pilares de un estilo de vida saludable es descansar adecuadamente. Los riesgos de no hacerlo pueden traer padecimientos y condiciones negativas para la salud. Vamos a ponerlo de esta manera: el resultado final de una falta de sueño prolongada, es la muerte5. No está permitido hacer estudios en seres humanos para determinar en cuanto tiempo puede llegar a ser fatal, pero un estudio de restricción de horas de sueño y descanso en adultos sanos, demostró tener afectaciones como: desequilibrio en la tolerancia a la glucosa, niveles elevados de cortisol, alteraciones en la actividad del sistema nervioso, niveles bajos de leptina (hormona que regula la saciedad) y niveles elevados de grelina (hormona que regula el hambre)6,7 En consecuencia una falta de sueño y de descanso adecuado puede hacernos sentir hambrientos y el no saber identificarlo podría hacernos confundir lo que sentimos y “ponernos en riesgo”. Cada organismo funciona en condiciones diferentes, pero sesiones de sueño continuos de entre 6 y 8 horas al día son parámetros comunes en personas saludables.

4) Autoconsciencia:

Este apartado está frecuentemente olvidado pero es de suma importancia, la salud empieza por un conocimiento de sí mismo. Es un proceso complejo de identificación de gustos y necesidades personales, diferente en cada etapa de nuestra vida. Conocerte a ti mismo y ser consciente de tus límites, es la clave para identificar los beneficios de tener un estilo de vida saludable y aprovechar las posibilidades de un cuerpo sano o incluso detectar oportunamente cuando algo no está bien. La autoconsciencia no se limita a aspectos físicos o externos, el trabajo en salud mental, emocional y de actitud que tenemos hacia distintas situaciones, tienen el mismo peso. En este ejercicio de autoconsciencia, el objetivo es poder encontrar el balance en nuestra vida y ser responsables de esto.

5) Espiritualidad:

Se deriva de un trabajo de autoconsciencia y de una valoración honesta, responsible y completa de lo que hacemos, lo que comemos y lo que somos. Estar en orden y darle la importancia a la espiritualidad más allá de las creencias de cada quien, es un elemento de suma importancia para lograr un equilibrio. Ningún hombre ni ningún destino pueden compararse a otro hombre o a otro destino. Ninguna situación se repite y cada una exige una respuesta distinta8. La individualidad, el conocimiento de quienes somos, y por qué hacemos lo que hacemos, tiene un origen común, es la búsqueda constante de lo que se espera de la vida, o que espera la vida de nosotros. Este tipo de cuestionamientos han intrigado al ser humano desde que tuvo consciencia y ha encontrado una forma adecuada de explicarse a través de la espiritualidad. Este cuestionamiento de nuestro entorno es inherente al ser humano, al dejar de lado situaciones más allá de la comprensión o incluso de nuestro alcance podemos responsabilizarnos de nosotros mismos, sin vivir en la ansiedad de no encontrar un camino. No importa en lo que creas, siempre y cuando eso te de la tranquilidad y el soporte para concentrarte en ti y en tu capacidad como ser humano.

Conclusión

La responsabilidad de estar sano, llevar un estilo de vida saludable y darle el peso e importancia que requieren está en cada quien. La fórmula es muy compleja pero es clara, si nos alimentamos bien, nos ejercitamos regularmente, descansamos adecuadamente, nos volvemos conscientes de quienes somos y responsables de nuestras creencias. Podemos alcanzar un balance y un equilibrio que nos permita lograr más y expandir el potencial de un cuerpo saludable. Adaptarnos a lo que nuestro estilo de vida y nuestras metas requieren sin comprometer nuestro estado de salud, es una gran responsabilidad y es parte de nuestra motivación en Golden Health®, el objetivo de este proyecto siempre ha sido poder llevar salud a más personas y hacer que cada uno pueda vivir y disfrutar al máximo de las posibilidades existentes.

A lo largo de los años, hemos desarrollado tratamientos específicos, inspirados en la capacidad que tiene el cuerpo humano. Nuestro tratamiento “Energía, Estrés y Revitalización” provee al cuerpo de los nutrientes necesarios en el proceso de renovación celular, que pudieran estar desbalanceados como consecuencia de un estilo de vida poco saludable. De esta manera brindamos, paulatinamente y de manera constante, los elementos necesarios para compensar este desgaste, lo que genera un mejor estado de salud, más energía para poder ejercitarnos y tener mejores posibilidades de lograr nuestros objetivos.
Nuestros tratamientos se complementan con una guía de alimentación y la atención personalizada para cubrir integralmente este plan de renovación. Ahora la pregunta que queremos hacerte es ¿Qué tan lejos quieres llegar?

Conoce nuestros tratamientos en goldenhealth.mx y solicita una consulta para un plan de salud integral personalizado. Agenda tu cita


Referencias

1. Lichtenstein, A. H., & Karpyn, A. (2018). History and Development of the 2015–2020 Dietary Guidelines for Americans. Oxford Scholarship Online. doi:10.1093/oso/9780190626686.003.0002, p2
2. U.S. Department of Agriculture and U.S. Department of Health and Human Services, Dietary Guidelines for Americans , 20107thWashington, DCU.S. Government Printing Office December 2010
3. Lichtenstein, A. H., & Karpyn, A. (2018). History and Development of the 2015–2020 Dietary Guidelines for Americans. Oxford Scholarship Online. doi:10.1093/oso/9780190626686.003.0002 p4
4.Lichtenstein, A. H., & Karpyn, A. (2018). History and Development of the 2015–2020 Dietary Guidelines for Americans. Oxford Scholarship Online. doi:10.1093/oso/9780190626686.003.0002 P74
5. Faith S. Luyster, PhD Patrick J. Strollo, Jr., MD Phyllis C. Zee, MD, PhD James K. Walsh, PhD Sleep, Volume 35, Issue 6, 1 June 2012, Pages 727–734, https://doi.org/10.5665/sleep.1846
6. Spiegel K, Knutson K, Leproult R, Tasali E, Van Cauter E. Sleep loss: a novel risk factor for insulin resistance and Type 2 diabetes, J Appl Physiol , 2005, vol. 99 (pg. 2008-19)
7 .Buxton OM, Pavlova M, Reid EW, Wang W, Simonson DC, Adler GK. Sleep restriction for 1 week reduces insulin sensitivity in healthy men, Diabetes , 2010, vol. 59 (pg. 2126-33)
8. Frankl Viktor E., “Man's Search for Meaning”, 1979 p. 81


Por: Arnoldo Orellana [Coolest MX]

Anterior

Golden Health

Siguiente

Burnout